William Eggleston

William Eggleston es considerado una de las figuras clave en la evolución y reconocimiento artístico de la fotografía en color

Naci√≥ en¬†Memphis (Tennessee) en 1939. En sus primeros a√Īos se interes√≥ por la electr√≥nica, el arte y la m√ļsica. Tras cursar la secundaria en la¬†Webb School¬†(donde las actividades art√≠sticas ocupaban una posici√≥n muy residual), ingres√≥ en la¬†Universidad de Vanderbilt.

Allí se decidió por la fotografía y se compró su primera cámara.

Eggleston realizó sus primeros trabajos en blanco y negro, muy influido en un principio por maestros como Henri Cartier-Bresson, Robert Frank y Walker Evans. 

Fue en 1965 cuando se decidi√≥ a experimentar con la fotograf√≠a a color y lo hizo aproxim√°ndose a las escenas y situaciones de la vida real con un enfoque radicalmente novedoso, ajeno a los prejuicios art√≠sticos de la √©poca. 

Inicialmente su obra pasó desapercibida hasta que en 1969 John Szarkowski la descubrió y quedó tan impresionado que le sugirió al comité fotográfico del Museo de Arte Moderno de Nueva York que adquiriera algunas de sus fotografías. 

A principios de la d√©cada de 1970, Eggleston descubri√≥ que imprimir con el proceso de transferencia de tinte¬†(una pr√°ctica com√ļn en la publicidad de alto nivel) le permitir√≠a controlar los colores de sus fotograf√≠as y, por lo tanto, realzar su efecto.¬†

Entre sus primeras fotografías en emplear la técnica se encuentran una imagen cruda de una bombilla desnuda fijada a un techo rojo sangre (1973) y las recopiladas en 14 Pictures (1974), su primer portafolio publicado.

William Eggleston
 14 Pictures (1974)
William Eggleston
1973

Habiendo recibido una beca Guggenheim en 1974, Eggleston recibi√≥ un impulso adicional en su carrera dos a√Īos m√°s tarde con una exposici√≥n individual en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York . (Su curador, John Szarkowski , se interes√≥ en el trabajo de Eggleston al conocerlo casi una d√©cada antes). 

El espectáculo provocó la hostilidad de algunos críticos, en particular Hilton Kramer, quien consideró que las imágenes instantáneas eran banales y carentes de arte. 

Otros espectadores, sin embargo, encontraron que los matices intensamente saturados y las sorprendentes perspectivas de Eggleston imbuían una cualidad siniestra o onírica a sus apariencias aparentemente mundanas.

Gracias a esta exposición conoció a Viva, Janet Susan Mary Hoffmann, una de las estrellas de la entonces rutilante galaxia de Andy Wharhol, con quien mantuvo una larga relación. 

As√≠ fue como se introdujo en los ambientes del¬†pop-art¬†y como comenz√≥ a difundir su teor√≠a llamada¬†Democratic Camera, seg√ļn la cual cualquier cosa, por banal que nos pueda parecer, puede quedar perfectamente representada por la √≥ptica de una c√°mara. Una idea nueva y arriesgada¬† por aquel entonces que¬†Szarkowski¬†defender√≠a en el cat√°logo de la exposici√≥n con estas palabras:

¬ęEggleston… nos muestra im√°genes de t√≠os, primos y amigos, de casas en el vecindario y vecindarios pr√≥ximos, de calles locales y carreteras secundarias, souvenirs extra√Īos, todos ellos aparecen no como podr√≠an hacerlo en un documento social sino como en un diario, donde los significados importantes no son p√ļblicos y generales sino privados y secretos¬Ľ

En cualquier caso la ¬ędemocr√°tica¬Ľ filosof√≠a visual de Eggleston, se ha consolidado a lo largo de las √ļltimas d√©cadas como una de las claves en la evoluci√≥n de la fotograf√≠a contempor√°nea, no s√≥lo en el tratamiento del color como se√Īalan todas las rese√Īas que de su obra se hacen, sino tambi√©n en un nuevo enfoque de la sem√°ntica visual, abordando los significados de las im√°genes propuestas con una radical modernidad que ha calado y est√° presente en la obra de muchos de los mejores fot√≥grafos contempor√°neos. 

El color, a pesar de haber sido utilizado en los inicios de la fotograf√≠a, siempre hab√≠a sido tachado de impostura, de una a√Īadidura innecesaria para documentar los hechos.

Sin embargo, algunos fot√≥grafos calificados como New American Color ‚ÄďStephen Shore,¬†Richard Mischach,¬†Joel Sternfeld,¬†Joel Meyerowitz‚Äď pronto se dieron cuenta de que esa visi√≥n academicista y conservadora de la fotograf√≠a no ten√≠a sentido ni lugar en el incipiente auge de la publicidad, los televisores y un mundo saturado de im√°genes que aparec√≠an ante sus ojos, precisamente, saturadas a color.

Eggleston fue el padre de todos ellos. Sus colores recreaban una realidad en apariencia casual e insignificante, pero revelaban las ocultas grietas que se escondían tras los objetos.

A pesar de la importancia del color, Eggleston declaraba que no se deb√≠a ver este como la esencia de sus fotograf√≠as, sino uno de los m√ļltiples puntos de apoyo en los que el espectador puede situarse a la hora de leer una instant√°nea.¬†

A principios del siglo XXI, el escepticismo que hab√≠a recibido inicialmente el trabajo de Eggleston se hab√≠a disipado en gran medida, y la retrospectiva William Eggleston: C√°mara democr√°tica, fotograf√≠as y videos, 1961-2008 , que se origin√≥ en 2008 en el Museo Whitney de Arte Americano ,  consolid√≥ su reputaci√≥n como un innovador experto. 

Por sus contribuciones a la fotografía, Eggleston recibió el Premio Internacional de Fotografía de la Fundación Hasselblad en 1998 y un Sony World Photography Award en 2013.

El legado de Eggleston es inabarcable, fue un fot√≥grafo √ļnico (y un coleccionista compulsivo de c√°maras) ūüėõ Tiene m√°s de 300 Leicas‚Ķ

Fuentes:

http://ojoacromatico.blogspot.com/2016/07/william-eggleston-la-rebelion-del-color.html

https://www.britannica.com/technology/photography

www.lemiaunoir.com/william-eggleston-fotografo-revoluciono-la-fotografia-color